Un lugar con un carácter romántico convertido en hotel ...

La Estelita nació con una vocación de emoción y es la realización de un sueño: un lugar sereno y naturalmente hermoso donde puedes pensar, trabajar, aprender, descansar y disfrutar; en la ciudad pero, en realidad, es el campo. Le abrimos las puertas de nuestra casa para que disfrute de la naturaleza, se deleite con nuestra cocina y viva nuestras costumbres.

Ubicado en las montañas orientales que vigila la Villa de San Miguel de Ibarra, es el refugio perfecto para relajarse, con un buen libro frente a una chimenea o dando largos paseos en el corazón de la naturaleza, un lugar con un carácter romántico convertido en un hotel. El lugar perfecto para los amantes de la naturaleza.

Solo La Estelita le ofrece esta posibilidad: estar cerca del cielo y en medio del verde, observar, respirar y escuchar, la belleza, los olores y los sonidos de la naturaleza que se pierden en la ruidosa ciudad, descubrir algo nuevo cada mañana, senderos de montaña casi desconocidos que siempre lo llevan a un paisaje nuevo y maravilloso, con calma, a distancias razonables, en un programa establecido por usted, ajustándose solo al ritmo de sus propios latidos.